La infancia de un jefe

Publicado: 5 febrero 2010 en Filosofia salchichera, General

<<¿Quién soy yo? Miró el escritorio, miró el cuaderno. Me llamo Lucien Fleurier, pero eso no es más que un nombre. Me doy pote. No me doy pote. No lo sé, eso no tiene sentido. Soy un buen estudiante. No. Es una falsa apariencia. A un buen estudiante le gusta estudiar, a mí no. Tengo buenas notas, pero no me gusta estudiar. Tampoco lo detesto, me da igual. Me da igual todo. Nunca seré un jefe.>> Pensó con angustia: <<Pero ¿entonces qué voy a ser?>> Pasó un momento. Se rascó la mejilla y guiñó el ojo izquierdo porque le deslumbraba el sol. <<¿Qué soy yo?>> Había esa bruma, enrollada sobre sí misma, indefinida. <<¡Yo!>>Miró a lo lejos. La palabra resonaba dentro de él, y tal vez podía adivinarse algo como la punta oscura de una pirámide cuyos lados huyeran en la lejanía, en la bruma. Lucien se estremeció. Le temblaban las manos. <<¡Eso es -pensó-, eso es! Estaba seguro de ello: yo no existo!.>>

La infancia de un jefe

Jean Paul Sartre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s