Idziesz?

Publicado: 11 mayo 2011 en General, Relatos

La forma en que la conocí no pronosticaba como iba a acabar aquella noche. Empezó con una situación muy típica: estábamos en una plaza en la que de forma habitual solía reunirse la gente joven los fines de semana. Ella me pidió fuego y pese a mi nivel etílico en aquel momento, pude percibir que había nacido en el extranjero. Me aventuré a preguntarle cual era su procedencia y sus delicados labios me contestaron, con un extraño acento, que era de Polonia. En aquel momento ocurrió aquello que solo ocurre cuando en la situación actúa alguien en un claro estado de embriaguez; la contestación fue ridícula, ilógica y carente de interés: le comenté que era del mismo país que el antiguo líder de la iglesia católica, dato que ella sin duda ya conocía. Por todos es sabido que el alcohol desata hasta las lenguas mas inertes y la mía estaba desatada. Sorprendentemente ella parecía interesada en proseguir una conversación que por su parte era sosegada, pero mi cerebro a duras penas lograba estructurar dos frases coherentes seguidas. En ningún momento nuestro diálogo tomó matices cómicos, pero aun así, ella parecía disfrutar con mis palabras cuyo único fin era atacar de forma clara y directa sus creencias religiosas. No sabía qué hacía allí, manteniendo una conversación costosa, tanto por el esfuerzo mental que requería el hacer una argumentación clara como por el esfuerzo de utilizar un lenguaje claro, ya que su conocimiento del castellano era limitado. Estaba borracho en mitad de una plaza, sin saber donde estaban mis amigos y preguntándome qué haría al concluir una conversación que en cualquier momento se podía derrumbar. En realidad he mentido al decir que no sabía qué hacía allí, si que lo sabía, aunque solo de forma inconsciente: estaba deleitándome mientras contemplaba su belleza. Exótica, aunque no para la gente de su procedencia. La escasa luz que había en el lugar hacía resplandecer las tonalidades claras que predominaban en su presencia. Su piel era completamente blanca y su pelo tenía ligeros toques dorados. Podías ahogarte en la profundidad del mar en sus ojos mientras observabas como la tormenta se acercaba desde el mas lejano horizonte. Me quedé hipnotizado con la delicadeza de cada rincón de su cuerpo. Toda ella evocaba tranquilidad y pureza, me atrapaba con cada una de sus palabras, con cada uno de sus gestos. Todo pareció finalizar en el preciso momento en que me dujo que se marchaba con sus amigos, pero una hoguera se encendió en aquella tormenta mientras ella me susurraba al oído aquello que me hechizó: “¿Vienes?”. Obviamente le dije que si, era lo que yo quería, pero aunque no hubiese querido no hubiera podido decir que no, pues mi mente estaba bajo el efecto de alguna extraña fuerza superior. A los pocos metros descubrí que sus amigos no tenían intención de concluir la noche con un amanecer. Volví a preguntarme qué estaba haciendo allí, pero pronto estas dudas se disiparon bajo un nuevo acto de brujería: “Yo debo volver a mi casa, ¿vienes?”. En aquel momento lo comprendí todo, el destino me había hecho estar allí para encontrarme con mi musa. Los dioses habían decidido sonreírme a través de  aquel bello rostro de tierras lejanas. Ella se mostró ante mi como los dioses griegos se mostraban en los mitos de la antigüedad: con una parte bondadosa, llena de poder y con una pureza inalcanzable pero con un final de historia lleno de sentimientos y vicios mas humanos, una fuerza que todo lo arrasaba y un lado oculto y sorprendente. Tras muchas horas bajo las sábanas, cuando la batalla llegó a su fin, los primero rayos de sol que entraban por la ventana me mostraron la inmensidad de su belleza y fui consciente de que había formado parte de uno de aquellos mitos ya olvidados, pues ella era sin duda una auténtica diosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s