Los renglones torcidos de Dios

Publicado: 25 enero 2012 en General, Literatura

Cuando se hubo ido el mesonero, Alicia inició un monólogo con sus manos a las que llamó <<descaradas e impulsivas>> y a las que amenazó con castigarlas si no las prometían se más discretas en adelante.
-Estás siendo muy injusta con ellas -protestó César Arellano-. Y me veo precisado a consolarlas.
Las tomó entre las suyas y ahora fue él quien las besó. Los cangrejos tardaron varios minutos en comenzar a ser engullidos.

Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s