La senda del perdedor

Publicado: 26 marzo 2012 en General, Literatura

– Sabes que no puedes fumar cigarrillos -dijo mi padre-. Sé cómo los consigues. Estas putas te los traen. Bueno, se lo pienso decir a los doctores y voy a hacer que no permitan venir a esas malditas prostitutas.

-No seas un mierda -protestó mi tío.

-¡Tengo el suficiente juicio como para quitarte ese cigarrillo de la boca! -dijo mi padre.

-Nunca has sido una buena persona -dijo mi tío.

-Ben -intervino mi madre-, no deberías fumar, te va a matar.

-He tenido una buena vida -dijo mi tío.

-Nunca has tenido una buena vida -dijo mi padre-. Todo el día vagueando, pidiendo dinero prestado, yendo de putas, emborrachándote. ¡No has trabajado un solo día en toda tu vida! ¡Y ahora te estás muriendo a los veinticuatro años!

-No ha estado mal -dijo mi tío. Le pegó otra calada al Camel, luego echó el humo.

La senda del perdedor de Charles Bukowski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s